Hermosa exposición de imágenes de ondas translúcidas impresionantes del siglo XIX

Los artistas tienen una habilidad única para ver la belleza en cosas que la mayoría de nosotros ni siquiera notaríamos. Un buen ejemplo de esto es el trabajo del pintor armenio-ruso Ivan Konstantinovich Aivazovsky. Durante su vida, este legendario artista marino ha creado más de 6.000 impresionantes pinturas de paisajes. Estas pinturas mostraban la belleza, la gracia y el poder de las aguas turbulentas.

Lo primero que nos viene a la mente cuando vemos grandes olas de rugido es que es peligroso y debemos buscar refugio. Iván se sintió tan atraído por las tranquilas aguas que pasó toda su vida tratando de capturar el corazón del océano. Hay muchas razones por las que las pinturas de Iván se consideran obras maestras.

Acantilado rocoso Ivan Konstantinovich Aivazovsky

Ivan Konstantinovich Aivazovsky dos barcos que luchan contra el mar enojado

¿Por qué estas imágenes son diferentes de otras?

Los artistas pintan la palangana todo el tiempo. Sin embargo, se necesita un nivel completamente nuevo de talento para capturar su espíritu vibrante. Esto coloca el trabajo de Ivan Konstantinovich Aivazovsky por encima de todo. La forma en que Aivazovsky juega y manipula los colores, la luz y la textura es casi romántica. Cada trazo maestro muestra un sentido de conocimiento de su tema. Además, el efecto translúcido aplicado por Aivazovsky sobre las olas adquiere el elegante encanto del océano.

“Aunque ha realizado muchos retratos y paisajes, más de la mitad de las pinturas de Aivazovsky son ilustraciones realistas de escenas costeras y paisajes marinos. Es mejor recordado por sus bellas representaciones melodramáticas de los paisajes marinos en los que más pintaba. Muchas de sus obras posteriores representan la dolorosa angustia de los soldados en batalla o perdidos en el mar, con un suave cuerpo celeste burlándose esperanzado de detrás de las nubes. Su técnica artística se centra en su capacidad para traer el brillo realista del agua contra la luz del sujeto en la imagen, ya sea la luna llena, el amanecer o los barcos de guerra en llamas. Muchas de sus pinturas muestran su idoneidad ya que el cielo se llena de luz, ya sea la luz difusa de una luna llena a través de la niebla o el resplandor anaranjado del sol que brilla a través de las nubes. » WikiArt Escribí sobre el artista.

La turbulenta costa de Ivan Konstantinovich Aivazovsky

«Quizás nadie en Europa ha pintado la extraordinaria belleza del mar con tanta emoción y expresión como lo hace Aivazovsky», escribió V. Adasov.

Las fotos de Aivazovsky eran tan divertidas que Delacroix lo llamó un genio. Anton Chejov fundó el dicho «El pincel de Aivazovsky vale la pena». Esta es una forma de decir que hay algo hermoso en Rusia. La Armada rusa también lo incluyó como su artista oficial, lo que le permitió hacer conexiones políticas y sociales muy importantes.

Aivazovsky ganó fama internacional por su trabajo cuando tenía 25 años.

Cielo lila Ivan Konstantinovich Aivazovsky

El método de Iván para expresar el movimiento del mar surgió durante su carrera. También debe tenerse en cuenta que Ivan Konstantinovich Aivazovsky pintó su trabajo de memoria. El proceso creativo del artista requirió poca preparación. De hecho, se limitó a trazar un borrador a lápiz cuando era necesario.

Ivan Konstantinovich Aivazovsky mar tempestuoso

Aivazovsky fue el pintor de paisajes marinos más influyente del siglo XIX.

Barco en mares tormentosos, Ivan Konstantinovich Aivazovsky

Según el Museo Ruso, “fue el primero y, con mucho, el único representante de la pintura marina; todos los demás artistas que pintaron o influyeron en los paisajes marinos fueron estudiantes. «

Ivan Konstantinovich Aivazovsky arrendamiento de luz solar

Si desea ver más pinturas de paisajes de Ivan Konstantinovich Aivozovsky, puede visitar el Museo Aivozovsky en Feodosia. La galería fue fundada por el propio artista en 1880 y alberga la colección más grande de pinturas de Aivozovsky. Sus vibrantes pinturas de paisajes marinos comenzaron a aparecer en bloques de subastas a principios de la década de 2000. La mayoría de ellos han desaparecido en las colecciones de oligarcas rusos. Una pintura por 5,2 millones de dólares nunca se vendió en abril de 2012. Y, lamentablemente, dado que el trabajo de Aivozovsky es muy popular entre los coleccionistas, varias piezas han sido robadas durante años. ¡Ver estas increíbles imágenes del mar nos inspira a ir a la playa más cercana! ¿Y usted mismo?

Leave a Reply